lunes, 23 de agosto de 2010

La democracia agoniza en Europa

Los europeos estamos asistiendo estupefactos e inactivos a la muerte de la democracia y el estado del bienestar en Europa. Nos encontramos en un pseudoestado, la Unión Europea, sin siquiera una carta magna aprobada por referéndum que sirva de máxima legal. Intentaron engañarnos con una constitución de mentira que gracias al pueblo francés fue rechazada, sin embargo fue finalmente aprobada de forma vergonzosa sin el consentimiento de los ciudadanos en la forma del Tratado de Lisboa. En su defecto tenemos una serie de leyes provenientes de tratados en su mayoría externos a cualquier parlamento, firmados a puerta cerrada con la exclusión de los ciudadanos.

Se podría pensar que de todas formas tenemos las constituciones orgánicas de cada nación que defienden nuestros derechos fundamentales. Sin embargo según los tratados europeos éstas y todo el resto de las leyes nacionales están supeditadas a las normativas europeas y deberán ser cambiadas si las contradicen. En un lejano parlamento, cuyas decisiones prácticamente no aparece en los medios de comunicación, y en los despachos y cumbres de los jefes de estado se aprueban leyes y se recortan derechos de forma subrepticia.

La Unión Europea quitó la sigla "Económica" de su nombre, pero nunca dejó de ser lo que era en su fundación. Todo lo contrario, prácticamente sólo sirve de herramienta de subyugación de los estados miembros ante los mercados y el gran capital, al fin y al cabo es una, o la, principal premisa del Tratado de Lisboa.

La democracia agoniza en Europa y no hacemos nada más que quejarnos apesadumbrados de una crisis predicha y no impedida de manera consciente para poder ser usada como excusa ante un nuevo retroceso en los derechos individuales.

No se trata de mejorar, ni de disminuir las desigualdades, ni de socialismo, ni de revolución, ni de cambio. Se trata sólo de conservar lo poco que tenemos. Hay que empezar a moverse rápido porque el capital va a los mandos del volante, saluda a los pasajeros y aprieta el acelerador. Pero los pasajeros no miran por la ventanilla, están atentos al televisor dónde una tonta comedia los mantiene embobados.

Hace falta una huelga general a nivel europeo ¡ya!. Pero una de verdad, no una huelga que deje indiferentes a todos gracias al cumplimiento de los pactos sociales. Es imprescindible. La gran crisis se acerca, en un periodo de entre 5 y 15 años nos encontraremos en una verdadera crisis del modelo económico. Ese será el momento en el que tratarán de ponernos las últimas cadenas que nos inmovilicen y el bozal que nos acalle. Espero que aunque sólo sea entonces la conciencia de clase y social de los ciudadanos despierte, porque para entonces sólo las barricadas en las calles podrán salvarnos.

Reflexión vía una gota en el océano: Hispalinux.
Puedes informarte del status quo en:
- 17 preguntas y respuestas sobre la nueva ola neoliberal, la crisis de la deuda y las alternativas
- La socialdemocracia europea y la regresividad fiscal

4 comentarios:

Juanra dijo...

Enhorabuena por el post.

Desde luego, desde mi ignorancia, siempre he pensado que todo este tema de la UE, su parlamento, su constitución, sus leyes,... tenía un cierto tufillo.
¿Cómo si no se explica que, ante el fracaso de algunos referéndum nacionales que deberían haberla ido aprobando, se siguiesen haciendo referéndum sin una sola modificación, sin un mínimo de autocrítica, sin ni siquiera sentarse a pensar porqué no le gustaba a la gente?.
¿Ó cómo desde TODOS los medios de comunicación se vendiese como algo bueno el aprobar una Constitución a dedo contradiciendo lo dicho por los referéndum?.
Desde luego, detrás de este invento que nos quieren imponer, hay muchísimos más intereses de lo que quieren que sepamos, y su objetivo final no es el que pregonan.
Y es ésta, en sí misma, una reflexión terrible, ya que lo que están dispuestos a reconocer y nos venden es que quieren ser el nuevo E.E.U.U. .
Si ésto es lo "bueno": ¿Cómo será lo que nos ocultan?.

Silvano dijo...

Afortunadamente en la sociedad de la información quién quiere puede saber mucho más de ellos que en cualquier otra época anterior. A su vez la manipulación informativa muchas veces queda al descubierto. Por supuesto esto nunca trasciende a los medios tradicionales. Por ejemplo con el caso wikileaks dónde en la mayoría de los telediarios sólamente hablaban de parte de la filtración centrada en las conexiones del ejército pakistaní con los insurgentes (llamémosles así, al ser una miríada de diferentes grupos y no simplemente pro-talibanes) dejando de lado los crímenes y las operaciones paramilitares ejecutadas por el ejército estadounidensa.

Por supuesto ha habido contraataque mediante ONGs, rumores, controles fronterizos, incautaciones y acusaciones penales. Veremos cómo continúa esta guerra por la verdad.

Estoy viendo como últimamente la gente informada está radicalizando sus ideas, informada gracias a internet claro. Socialdemócratas que ven cómo la escasa democracia que teníamos se escurre y cómo internet nos ejemplifica con modelos de democracia real y no representativa. Son población actualmente inactiva pero que ante una radicalización de la situación puede que inclinen la balanza.

Las Botas Humeantes dijo...

¿Democracia? ¿Cuando ha habido democracia en Europa? Simplemente se elige un nuevo dictador cada 4 ó 5 años... y ni si quiera entre todos los ciudadanos, si no entre dos “opciones”: la"izquierda" y la "derecha".

La Unión Europea tiene un gran potencial, pero está podrida; se trata del primer estado supranacional que no se basa en vínculos identitarios (raza, religión, historia, lengua...) si no en la voluntad consciente de que unidos estamos mucho mejor que separados; desgraciadamente la ciudadanía (y por lo tanto los medios de comunicación) le interesa un pito lo que venga de Europa, y de ésto se aprovechan los poderosos para meter mano en las leyes de manera inconstitucional.

Francamente, no creo que una huelga consiga nada; hace falta un partido panuropeo ( es más, mundialista) que se base en la defensa de los derechos humanos, el estado del bienestar y la democracia directa y participativa.

He dicho.

Silvano dijo...

Cuándo digo huelga general digo una huelga de verdad, sin servicios mínimos y con piquetes. No digo una huelga de un día con "ambiente festivo" (cómo siempre dicen el los telediarios cuándo no hay incidentes) si no una huelga indefinida hasta lograr al menos una parte de los objetivos, con disturvios callejeros al más puro estilo griego. Cualquier otra cosa no es más que una comedia televisada. Los trabajadores del metro de Madrid nos han mostrado el camino... sólo falta que la gente se de cuenta de los éxitos que han logrado y por qué.

A propósito, mi cuñada se ha afiliado al Partido Pirata (tan necesitado de féminas con la ley de paridad) y estaba buscando gente para formar una célula en Valladolid.

Publicar un comentario

Escribe, no es tu opinión, es tu derecho.